Google registra dos nuevas patentes, para utilizar nuestro ojo como método de seguridad

A Hollywood le encanta soñar con futuras tecnologías en guiones de cine y aunque aún no tengamos aerodeslizadores o coches voladores como los de Regreso al Futuro, si tenemos avances que ya vimos en otras películas. ¿Os acordáis del escaneo de iris que salía en Minority Report? Pues si una nueva patente de Google llega a buen puerto, es posible que se convierta en una realidad muy pronto.

La idea no es nueva, desde la creación de Android, siempre se ha codiciado implantar un escaneo de iris para desbloquear el teléfono, incluso ya podemos desbloquearlo con nuestra cara o nuestra huella digital. Sin embargo, estas medidas de seguridad no son nada difíciles de burlar.

Dos nuevas patentes de Google, imaginan un mundo en el que las lentes de contacto especiales, convierten nuestro ojo en una especie de huella digital, ya que cada persona tiene su propio iris que cuenta con más patrones únicos que las huellas dactilares, con lo que sería imposible hacer una réplica falsa.

El proceso tiene tres pasos:

  1. Recepción de luz sobre el iris de un ojo.
  2. La detección, que consiste en uno o más sensores de luz dispuestos dentro o sobre una lente transparente que cubrirá al menos una parte del ojo, la luz reflejada incide sobre el iris del ojo, y trasmite los datos del patrón asociado al iris.
  3. Crear una huella digital del iris basada en los datos de la imagen sacada anteriormente.

1

Esto haría que el escaneo de iris sea mucho más sencillo ya que normaliza la salida en un conjunto predecible de datos. Para explicarlo más fácil, imaginar una lentilla con un código QR invisible; cuando la luz se refleje en el ojo y en la parte posterior de la lente de contacto,  podremos escanear la luz y se formaría un patrón único, según la persona que lleve la lente.

¿Y muchos diréis, y si nos ponemos en plan “agresivo” y alguien se arranca el ojo para desbloquear aquello que está protegido? (Suena bestia, pero muchos lo pensareis). Pues Google también ha pensado en ello y es donde entra la segunda patente titulada “facilitación de lentes de contacto con sensores capacitivos”.

Cuando pensamos en las lentes de contacto, pensamos en pantallas táctiles. Pues Google no lo piensa así, pero si anticipan que se podrán detectar los líquidos del ojo y otros materiales que están rondando encima de nuestros parpados.

Estas lentes de contacto, sentirán como parpadeamos, sentirán el grosor de los parpados,  la densidad del líquido que tenemos en los ojos, para así asegurarse de que es un ojo humano con rasgos familiares el que usa la lente. Si todo funciona de esta manera, nos tendríamos que asegurar que nuestra lente de contacto la utiliza la persona adecuada y luego podremos cotejar la firma de iris.

contact-lens-capacitive-sensor1-640x386

Todo lo mencionado, son conjeturas, ya que a día de hoy se desconoce los planes de Google para estas patentes o incluso si planean aprovecharlas, pero existir, existen y esta sería una de sus aplicaciones más lógicas.

Sin duda, aquellos que tengan la privacidad por bandera, no les gustara esta tecnología tan invasiva, pero si lo miramos prácticamente, podríamos tener infinidad de posibilidades más allá del mercado de consumo. Seguridad en corporaciones gubernamentales, seguridad en nuestro hogar, etc. ¿Qué funciones imagináis que podrían tener estas dos patentes?

[Fuente]
Felipe Ubierna
¡Sígueme!